25 de 04 de 2017

¿Molestias durante la gestación?

portada-ges

¿Quien no ha sentido molestias mientras está embarazada? Durante estos meses se producen muchos cambios estructurales y hormonales que nos afectan. Es por eso que acá te dejamos recomendaciones y tips para sobrellevar los malestares comunes que presentamos todas las futuras mamás en uno de los periodos más lindos de nuestras vidas.

La relaxina es una hormona muy importante ya que es la responsables de preparar nuestro cuerpo para el parto, provocando que nuestros tejidos musculares y ligamentosos estén mucho más flexibles. El gran detalle es que esta hormona afecta a todos los tejidos, sin distinción, y es allí cuando se empiezan a producir molestias como incontinencia urinaria, inestabilidad de la pelvis o lumbar. 

1. Cuando se tiene dolor en la región lumbar es importante corregir constantemente la postura; la ayuda de un espejo es útil. Además es necesario conservar el tono muscular de la faja abdominal, ya que es quien protege la zona de la espalda. Simplemente trabajando con la respiración, tomando aire por la nariz y soltando por la boca con labios fruncidos -mientras que al soltar aire intentas abrazar a tu bebé con el abdomen- notarás sutilmente la activación.

interna-i

2. Piernas cansadas Pues claro, es muy común tener molestias en las piernas. A medida que el abdomen aumenta su volumen puede provocar compresión en las venas encargadas en retornar la sangre, y con ello producir edemas en las piernas, hinchazón o cansancio. Para combatir estas molestias te recomendamos activar la circulación, ya sea con drenaje linfático realizado por Kinesiólogos especialistas, o saliendo a caminar siempre a un paso que puedas tolerar (teniendo la autorización del ginecólogo). Eso sí, cuando llegues a casa deja las piernas en alto sobre un cojín (suficiente con 15-20 cm de elevación) y mueve los tobillos hacia arriba y abajo. Otro consejo que nuestras mamis agradecen son poner las piernas bajo la ducha y alternar la temperatura de helada a tibia, activando la circulación y aliviando las piernas cansadas.

interna-ii

3. El dolor en la zona púbica se debe al peso del bebé o a la gran distensión del recto abdominal que se inserta en el pubis generando inflamación. ¿Como aliviarlo? Podemos disminuir este peso en la zona recostándonos de espalda y colocando un cojín bajo los glúteos, así descomprimimos por unos minutos el pubis. Puedes ir alternando con y sin cojín si sientes molestias o aumenta el reflujo.

interna-iii

4. ¿Reflujo? Como dijimos en los puntos anteriores, las hormonas provocan relajación de muchos tejidos, incluyendo el del tracto gastrointestinal. Para evitarla se debe controlar la ganancia de peso, llevar ropa ajustada en abdomen y cintura, comer porciones pequeñas y más seguido (sin muchos aliños y liviano), no acostarse inmediatamente después de comer (esperar por lo menos una hora), dormir con la cabeza elevada y no consumir alimentos que provoquen acidez (especialmente fritos o grasas).

interna-iiii

5. ¿Sin ánimo? La solución a esto es realizar actividad física. Esto sólo traerá beneficios para ti y tu bebé. Te ayudará a contrarrestar las sintomatologias antes mencionadas, estabilizar tus articulaciones, tonificar tus músculos para mantener una postura adecuada y te prepararás para un parto y post parto sin complicaciones y rápida recuperación.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último