28 de 03 de 2017

Estrías ¿son evitables?

portada-estrias

Estas temidas líneas antiestéticas son comunes en 90% de las embarazadas. Pero con nuestras recomendaciones podrás prevenir su aparición.

Las estrías son diminutas rupturas de las fibras de elastina que se producen en la capa media de la piel, la dermis, y se transparentan a través de la epidermis. Cuando surgen son de un color entre morado y rojo, después se vuelven rosadas y, por último, reducen su grosor y se convierten en unas líneas blancas nacaradas. Aunque no producen dolor, a veces pueden provocar sensación de ardor o picazón.

Para la mayoría de las mujeres que las padecen son un problema mayúsculo, que no solo se remite al aspecto estético, sino que va más allá. Insegurizan y aunque sea un “mal común”, se esconden, lo que finalmente se traduce en que termina tapándose más que las estrías.

¿Cómo se producen?

Se producen cuando la piel se estira mucho en poco tiempo y su elasticidad se reduce. La capa media (la dermis) se rompe y la epidermis transparenta esas fisuras. En este proceso juega un papel decisivo la debilidad del tejido conjuntivo y las influencias hormonales. Un alto nivel de cortisol, tal y como se da durante el embarazo o la pubertad, favorece la formación de estrías. La hormona actúa de tal forma que la piel retiene más agua, pero al mismo tiempo pierde elasticidad. También aparecen cuando hay grandes variaciones de peso o debido a la toma de medicamentos como la cortisona, que fomenta el surgimiento de estrías.

¿Cuándo son más frecuentes?

En el embarazo, aparecen generalmente en ambos lados del abdomen, en los senos, las caderas y los muslos.

interna-estrias

¿Afectan las estrías a todas las embarazadas? 

No. El que se produzcan y el número de ellas depende de varios factores:

-Hereditario. No todas las pieles tiene la misma elasticidad y en esto influye mucho la genética. Aunque no es una ley infalible, lo más probable es que si tu madre, tu abuela o tu hermana tienen estrías, tú también las padezcas en algún momento.
-Hormonal. Los cambios hormonales, que repercuten sobre la producción de colágeno y elastina, también favorecen su aparición. Por ello, es común que aparezcan en tres etapas fundamentales de la mujer: la pubertad, el embarazo y la menopausia.
-Tipo de piel. El grosor y el tono de la dermis también determinan una mayor o menor tendencia a la rotura. Las pieles secas, finas y claras son más propensas a tener estrías.
-Variación en el peso. Mientras más kilos aumente la embarazada, más riesgo existirá de que la piel se rompa.
-Elasticidad. Si la piel está bien hidratada y nutrida será más fácil que se estire sin romperse.

¿Se puede prevenir de alguna manera su aparición?

No al cien por ciento, pero todos los métodos que mantienen la elasticidad de la piel y fomentan la circulación son beneficiosos. Es recomendable aplicar diariamente (dos o tres veces al día durante el embarazo) una crema hidratante en todo el cuerpo y un producto especial anti estrías, sobre todo en las zonas de mayor riesgo (abdomen, cadera, senos y muslos, principalmente). Además, los masajes suaves con las manos o con un guante de crin son ideales para activar la circulación, fortalecer la piel y reforzar su elasticidad. Por otro lado, resultan muy beneficiosas las duchas circulares con agua fresca (no fría) en torno a los senos, los muslos , las caderas y el abdomen.

¿Cuándo debo empezar a cuidarme?

Cuando antes. En el embarazo se recomienda empezar a usar cremas específicas en cuanto se confirma la feliz noticia. Se deben aplicar los productos en diferentes áreas, sobre todo en los senos, que son los que primero aumentan su tamaño. Además, conviene continuar el tratamiento dos o tres meses después del parto, hasta que la piel y el cuerpo en general vuelvan a su estado natural.

Por: Esperanza Rodríguez.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último