16 de 03 de 2017

Los peligros de la preeclampsia

preeclampsiaportada

Esta condición que se da en el embarazo puede traer graves consecuencias para la salud de la madre y el bebé. Por esto, toda futura mamá debe estar informada sobre este padecimiento.

La preeclampsia o también conocida como toxemia del embarazo es una condición que aparece durante la gestación. Se calcula que entre un 3 y 7% de todas las embarazadas padecen de esta afección.

La preeclampsia produce hipertensión arterial y la madre comienza a perder proteínas a través de la orina. Estos dos factores combinados pueden afectar a los riñones, el hígado y el sistema arterial de la mujer, dañando directamente a la salud del bebé. Esta condición suele aparecer a partir de la semana 20 de gestación y las mamás primerizas, con obesidad o antecedentes genéticos de hipertensión arterial o diabetes están más propensas a padecerla.

En los casos más extremos, que son los menos frecuentes, la preeclampsia en la madre puede causar daños terminales en un órgano, derrame cerebral o incluso eclampsia y en el bebé puede provocar la restricción del crecimiento intrauternino y bajo peso a causa de un parto muy prematuro.

preeinterior

La detección temprana de esta afección puede hacer la diferencia ya que un diagnóstico certero ayudará a controlarlo y a proteger tanto a la madre como el bebé. Si bien la mujer puede no sentirse enferma, hay indicios que pueden ayudarte a reconocer si sufres de esta condición. Acude a tu médico para que realice los exámenes pertinentes si sientes que has aumentado mucho de peso en lapsos cortos de tiempo (por ejemplo 2 kilos en una semana), dolores de cabeza que no desaparecen, presión arterial alta, no orinar con frecuencia, dolores en el lado derecho del pecho o sensación de acidez, nauseas y vómitos recurrentes o cambios en la visión.

Hasta el momento la única cura que se conoce es dar a la luz al bebé. Luego de eso, los síntomas pueden extenderse hasta unas semanas después del parto.

Es importante que todas las embarazadas tomen conciencia de que podrían sufrir esta condición durante el embarazo, pero si la futura mamá tiene un cuidado prenatal temprano y un seguimiento médico adecuado, las posibilidades de tener alguna complicación grave a causa de la preeclampsia se reducen considerablemente.

Por: Romina Barbagelata

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último