23 de 02 de 2017

Elige cómo tener a tu bebé

guagua-linda

¿Qué es el parto respetado? Una elección que muchas mujeres alrededor del mundo escogen día a día para dar luz. Infórmate sobre esta opción que pretende mejorar la experiencia de tu embarazo.

Esta nueva práctica se da cuando la mujer conoce plenamente sus derechos; ella decide y acepta las técnicas que sean necesarias para garantizar su bienestar y el de su bebé. La presencia del médico es útil para dar seguridad y tranquilidad por si algo se complica, pues su intervención es mínima.

En este procedimiento se respeta la naturaleza y fisiología de la mujer, su capacidad plena para tener a su hijo, dando por hecho que su cuerpo está preparado de forma innata para la maternidad. Por esto, no se recurre a la oxitocina o la ruptura artificial de las membranas solo por acelerar las contracciones, ni se hace la episiotomía de forma rutinaria para facilitar la expulsión. Puedes negarte si no es necesaria (solo se debe hacer para sacar al bebé porque lo está pasando mal) y decir que prefieres sufrir un desgarro leve.

embarazo1

Se deben obedecer los tiempos de nacimiento; se espera el “reflejo de eyección materno fetal”, el cual se presenta en el momento que debe ser. Al respetar el ritmo de pujo de la madre y evitar la salida brusca de la cabeza fetal se permite que vagina, vulva y periné se distiendan de manera gradual, con lo que se evitan en gran parte los desgarros perineales importantes.

En este tipo de parte, la mujer elige cómo quiere dar a luz: si quiere técnicas analgésicas como la epidural o alternativas como aromaterapia, musicoterapia, yoga o el uso del agua en duchas calientes. Ella tiene también la absoluta libertad de moverse para hacer ejercicio, bailar, hacer las expresiones orales y corporales que ella requiera, tomar la posición que le disminuya el dolor, reír, llorar o gritar sin que nadie la juzgue o limite. Incluso puede escoger a la persona que la acompañará en estos momentos tan especiales.

embarazo2

Salvo excepciones por problemas de salud, el bebé y su madre no se separan en ningún momento después del nacimiento, lo que facilita el establecimiento del vínculo y el inicio de la lactancia. En algunos hospitales propician el contacto piel con piel madre-hijo y la lactancia en el mismo quirófano.

A las madres se les brinda todas las facilidades para que se sienta en un ambiente de respeto e intimidad, con luz tenue, aislado de ruidos y sin ninguna clase de presión externa.

embarazo3

Llegado el esperado momento, la mujer es la encargada de decir cómo y dónde desea dar a luz: hincada, en cuclillas, de pie, de lado, en cuatro puntos, etc. Puede ser en la cama, en el piso, en la silla, en el baño, donde ella quiere y se sienta cómoda y confiada, incluso dentro del agua en una tina.

Y tú, ¿optarás por un parto respetado?

[Por: Gema Magdaleno]

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último