22 de 02 de 2017

La vida del amigo imaginario

amigos-imaginarios-slide

¿Tu hijo conversa con alguien que no eres capaz de ver? No te asustes, te contamos todo lo que tienes que saber sobre su nuevo compañero fantástico.

33% de los niños de 2 a 6 años crea amigos imaginarios. Las razones varían desde su propio desarrollo hasta habilidades especiales. ¿Cómo inicia todo? ¡Aquí la respuesta de este proceso!

Su nacimiento
Cuando un niño juega solo es normal oírlo murmurar, hablar con sus juguetes y ponerles voz. Sin embargo, a medida que madura, es capaz de imaginar personajes con quienes comparte aventuras, fantasías, anhelos y charlas en voz alta.

amigo-1

1. Frustración
La fantasía irrumpe en los niños entre monstruos, fantasmas, superhéroes, amigos y enemigos que les entretienen de día, amedrentan de noche o acompañan en sus rutinas. Todo esto forma parte de un desarrollo cognitivo positivo, pues comienza una etapa en la que el niño toma conciencia del mundo que lo rodea y en el que puede haber eventos que le cueste asimilar tal y como son, lo que le produce cierta frustración.

2. Imaginación
En este escenario, la imaginación se ofrece como vía de escape, creadora de una realidad paralela en la que las necesidades del niño obtienen la respuesta que más le satisface; aparece la figura del amigo imaginario como un apoyo moral e incondicional, formulando las preguntas que le inquietan, exteriorizando sus preocupaciones y deseos, tomándolo de la mano cuando necesita armarse de valor y afrontar situaciones que le resultan difíciles.

amiga3

3. Observación
Aunque tener un amigo imaginario sea de lo más normal a esta edad, los padres deben observar la interacción del niño con su compañero inventado. Esto les dará pistas sobre lo que siente y no es capaz de expresar, bien porque aún no está capacitado para entender y nombrar sus contradicciones, o porque no sabe exteriorizarlas. Hay que estar alerta al tipo de juego que desarrolla, siempre velando por su seguridad, para que su imaginación no le anime a emprender acciones peligrosas, como intentar volar o luchar con objetos de riesgo. Asimismo, hay que medir el tiempo que dedica a su amigo imaginario, pues aunque sea enriquecedor, ha de tener un límite.

amigo2

4. Ni refuerzo ni represión
Es importante no involucrarse en la relación del niño con el amigo imaginario, porque podría reforzarse su fantasía. Tampoco es cuestión de reprimirla, castigándolo o mostrando desaprobación cuando interactúe con él, pues lejos de conseguir acabar con esta relación, conseguiremos que la continúe sin la confianza para compartirla con nosotros.

5. Tal como viene, se va
La etapa del amigo imaginario suele finalizar en torno a los siete u ocho años, cuando ya existe un mayor desarrollo de la lógica, la memoria, la inteligencia y el lenguaje. Tener un amigo imaginario no debe alarmar a los padres ni hacerles pensar que el niño tiene algún tipo de problema mental o que es raro; todo lo contrario: es un niño sano, con una capacidad creativa que le ayuda a crecer en su mundo interior y favorece su desarrollo. Como la mayoría de los aspectos en la infancia, es algo temporal, propio de un periodo evolutivo, y desaparecerá al igual que vino, dando paso a otras vivencias y momentos de descubrimiento y aprendizaje.

Típico de niños con…
Sentimientos reprimidos. El amigo imaginario permite al niño expresar emociones que de otro modo no puede, pero no se relaciona con los sentimientos de soledad.
Facilidad para empatizar. Asumir el rol de un personaje invisible requiere un juego asociado con la comprensión de la mente y de las emociones. Estos niños poseen una capacidad básica para llegar a tener un muy buen nivel de adaptación social.
Habilidad para comunicar. Algunos estudiosos señalan capacidades como el desarrollo del vocabulario y la habilidad para narrar historias, quizá por la práctica obtenida al crear relatos para sus compañeros inventados.

¿Identificas por qué etapa está pasando tu hijo?

 

[Por: Zurema Lago / Asesoría - Psicóloga infantil: Natalia Ortega de Pablo]

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último