02 de 11 de 2016

5 Tips para Padres Primerizos

kfjklsjfskgfjgf

No, no existe un manual para ser perfectos, pero sí algunos valiosos consejos para que lleves este maravilloso proceso de la mejor manera. Pon atención.

Convertirse en padres es una de las tareas más desafiantes e importantes de la vida. Y claro, los primeros meses es casi imposible no caer en un sinfín de dudas y cuestionamientos: “¿seré buena madre?”, “¿lograré superar las expectativas del resto?”, “¿mi vida cambiará radicalmente?”, “¿seré capas de distinguir las necesidades de mi hijo(a)?”.

1) No nos enseñan a ser padres y es humano cometer errores
Los papás perfectos no existen, comencemos con esa base. Debemos saber y hacernos conscientes que nuestro hijo trae a nuestras vidas mucha felicidad y su cuidado conlleva también mucho cansancio y un cambio radical (sobre todo durante sus primeros meses de vida). Acá debemos tener claro que hay tres puntos importantes: organizarse bien, dar prioridad a las necesidades de nuestro pequeño y pedir ayuda cuando lo necesitemos.

2) Tiempo libre
Ser madre cambia las rutinas, las costumbres y los horarios. Y como en todos los cambios, se necesita un tiempo de adaptación. Puede que muchas veces te sientas sobrepasada, pero con el tiempo te darás cuenta que simplemente se trata de habituarte a tu nueva vida y de lograr un equilibrio. Para lograr desarrollarnos como madres tranquilas, comprensivas y educadoras, debemos empezar cuidando de nosotras mismas. Esto implica incorporar tiempo libre a nuestras vidas y reconocer cuándo es necesario darnos un break.

3) Seguir consejos y prestar oídos como regla sagrada
Revistas, programas televisión, expertos, familiares, amigos, abuelos: todos querrán dar su experiencia y consejos de acuerdo a su vivencia sobre el parto, embarazo y cuidados de los hijos. Lo importante es aceptarlos pero adaptarlos a tu realidad personal (que siempre será única e irrepetible): escucha, sigue los consejos y dales sentido según tu propia experiencia.

4) Distanciamiento de la pareja
Es normal que el bebé se convierta en el centro de atención de nuestro hogar y que como padres nos dejemos en segundo plano. Pero, si bien los niños son un verdadero regalo y es común que se conviertan en nuestra prioridad absoluta, nunca debemos postergar nuestra vida en pareja. Una relación sana y feliz tendrá como consecuencia una familia llena de amor. 

5) Estresarse demasiado
Aquí cobran relevancia las preguntas de las que hablábamos al comienzo: “¿seré buena madre?”, “¿lograré superar las expectativas del resto?”, “¿mi vida cambiará radicalmente?”, “¿seré capas de distinguir las necesidades de mi hijo(a)?”. ¡Tranquila! La clave está en dar lo mejor de nosotras, con la mejor de las intenciones. Equivocarse es parte del proceso, no te martirices por eso.

Mis queridos lectores: la llegada de un hijo es la etapa más bella del mundo y, como papás, debemos enfrentarla confiados y sin mayores aprensiones. Nadie nace sabiendo ser padres, eso solo se aprende con el tiempo.

¡Éxito!

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último