26 de 07 de 2016

¿Cómo criar buenos hijos?

JI

Un interesante estudio de la Universidad de Harvard reveló 5 consejos para conseguirlo. 

Si tu hijo finaliza todas sus asignaturas con excelentes notas o gana una medalla por ser el mejor en la selección de fútbol, lo más probable es que te sientas muy orgullosa de él y le organices una buena celebración en casa.

Pero, ¿cuando hace algo bueno por los demás, también se lo reconoces? Según un estudio llevado a cabo por Rick Weissbourd, psicólogo de la Universidad de Harvard, 4 de cada 5 niños creen que es mucho más importante el éxito personal -como sacarse buenas notas o la felicidad individual- que ser buenas personas.

jiij

Para la inmensa mayoría de los encuestados, ser “justo” o “amable” se considera mucho menos importante que otros aspectos de la vida, como “trabajar duro”.

Según los expertos responsables de la iniciativa, la encuesta revela un claro fracaso educativo: “Los valores de nuestra juventud se han torcido, y los mensajes que los padres están transmitiendo quizás sean la clave del problema”, señalan.

jiji

El equipo entregó -entre otros datos- cinco consejos que ayudarían a desarrollar la empatía y amabilidad en un niño:

1) Hacer de la preocupación por los demás una prioridad

En vez de decirle a un niño que lo más importante es que sea feliz, se recomienda hacerle entender que “lo más importante es que sea alguien bueno”. Por otra parte, los hermanos mayores siempre deben mostrar respeto hacia el resto, ya que ellos son sus grandes referentes y suelen imitarlos en todo.

2) Enseñar con el ejemplo

La mejor lección de solidaridad para un niño es ver a sus propios padres realizar actos de ayuda para el resto, ¡y mejor aún si el menor participa de ellos! También se recomienda conversar con los pequeños sobre los problemas de la sociedad (pobreza, delincuencia, etc) para saber qué opinan al respecto y situarlos en el mundo real.

jji

3) Entregar valores todos los días

La empatía y la gratitud se deben enseñar -diariamente- con la práctica, así los niños incorporarán dichos valores como algo común en sus vidas.

Se aconseja hacer de todas las instancias un buen momento para dar las gracias: no por lo material, sino por las personas que nos rodean y nos hacen felices. Es importante no premiarlos por ayudar en la casa o cooperar con sus hermanos, ya que eso debe ser algo habitual. Sí se sugiere felicitarlos cuando sus actos de bondad sean fuera de lo común.

4) Ampliar su preocupación, más allá de su círculo cercano

Enséñale a tu hijo a consolar a sus compañeros cuando los hayan molestado y se sientan tristes. También cuéntale que en el mundo existen niños que no tienen una vida con las mismas comodidades que él. Es importante que sepa que fuera de su círculo inmediato existen personas que tienen sentimientos y, por lo mismo, debe ser amable con todos.

jijij

5) Ayúdalo a manejar su ira

Muchas veces la amabilidad de un niño puede desaparecer porque la rabia se apoderó de él. ¡Y cómo culparlo! Si nosotros mismos debemos controlar, y a veces con dificultad, los sentimientos conflictivos que surgen diariamente.

Hay que enseñarle -una vez que esté calmado- a manejar sus sentimientos de ira, contando hasta 5 y respirando profundamente para tranquilizarse. Más adelante, cuando veas que tu hijo está a punto de enojarse, se le debe recordar estos pasos para que se acostumbre a hacerlo cuando esté solo y la ira surja.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último