12 de 06 de 2015

#LaVozDeLaDoula: De arquitecta a doula

portada doula

Hace casi ocho años que el nacimiento natural, respetuoso, íntimo de mi hija mayor hizo tal cambio en mí, que cambió mi vocación.

Ya no pensaba en proyectos de arquitectura, sino que empecé a pensar en cómo divulgar mi experiencia y así poder ayudar a más mujeres a vivir el nacimiento de sus hijos siendo protagonistas, con la certeza de que las mujeres nacimos con la capacidad de parir a nuestros hijos y que recibirlos en un ambiente amoroso de intimidad, seguridad y respeto aseguran luego el apego, la lactancia y su salud física y emocional.

Y fue así que poco a poco y por las casualidades de la vida, mujeres poderosas y admirables en mi camino, junto con el apoyo incondicional de mi marido, hicieron que cambiara mi profesión por ¡mi vocación!

Soy doula, ‘¿una qué?’, me han preguntado cientos de veces!. Una doula es una mujer que acompaña a otra en su camino hacia la maternidad. La doula no realiza ninguna intervención médica, sino que brinda apoyo físico y emocional a la madre antes, le da información a la mujer, y al saber que el nacimiento es un evento más dentro de la vida sexual de una mujer lo respeta y acompaña silenciosa y cariñosamente, cuidando el entorno para que ella pueda conectarse con su hijo y su proceso, y así logre recibirlo como lo soñó.

Hoy, ad portas de celebrar 7 años como doula, recuerdo a cada familia que he acompañado y lo que aprendí con ellas y siento de todo corazón que estoy en el camino correcto. Hoy, al igual que en un principio, siento la responsabilidad de hablarle a cada mujer embarazada que veo. Siempre recordaré el caso de una pareja maravillosa: yo estaba comprando un regalo a un amigo en una tienda de té y sentados en una mesa al costado dos parejas hablando de nacimientos, la mamá embarazada decía que quería un nacimiento natural, pero que pensaba que no lo lograría por que su doctor no la apañaba. ¡No pude quedarme callada! Pedí mil disculpas por escuchar su conversación y le dije que ella sí podía tener un nacimiento natural y respetado. Le di una tarjeta con mi nombre y la del equipo médico que la podría apoyar y terminé acompañando el nacimiento de sus dos hijos, ambos maravillosos.

Ahora, elegir quién te acompañe en uno de los momentos más importante de tu vida no es menor. Debe existir confianza, empatía, una sensibilidad y conexión especial entre tú y ella. Ojalá existan varias visitas prenatales bien conversadas para lograr esa relación. La doula no es parte del equipo médico, ella es parte de la familia. Yo siempre les digo a mis parejas: “Cuando yo llegue a su casa el día del nacimiento, lo ideal es que ustedes suspiren, se alegren y digan ‘¡qué bueno que llegaste!’”.

Soledad Poehler, CD (DONA)
Educadora prenatal Lamaze
Preparación para el Parto
“Nacer en Movimiento”
soledad.poehler@gmail.com
8233 7825

7 comentarios

Damian

19 de septiembre de 2015

I bought this kind of redgnairg my daughter. The lady researched the item and stated it was the very best a single. It warms up quick and also straightness hair as assured. Your woman stated it could possibly be used for styling hair additionally, despite the fact that I do not think she's thought which out there however

Denise Buckel

17 de junio de 2015

Hay veces q hacemos cosas increíbles, y son momentos muy importantes que recordaremos toda la vida. En el nacimiento de mi primer hijo estábamos los tres (mama, papa y doula) aferrados al momento y lo que me hizo tener la completa seguridad fue la voz de la Sole diciendome; "Vas muy bien Denise, puedes hacerlo como quieras, todo esta marchando perfecto y tu hijo ya viene!!". Se agradece que existan personas como #lavozdeladoula que le ponen corazón y vocación al nacimiento de nuestros pequeños, permitiendo que su llegada sea libre, natural y feliz.

Lorena Pandolffo

16 de junio de 2015

Soledad, tu presencia amorosa y cálida, fue muy importante durante mi trabajo de parto y nacimiento de mi hijo, me contuviste y rodeaste en lo físico y emocional, durante todo el proceso, entregándome la fuerza y la confianza que necesitaba, para sentir que yo podía, y que mi hijo podía nacer en libertad y absoluto respeto. Agradecida siempre.

Jorge Gironás

15 de junio de 2015

Simplemente decir que gracias al trabajo y cariño por lo que hace, Soledad me dio la oportunidad de ser el compañero de mi mujer durante sus partos, y de poner mi granito de arena en esas horas, como jamás me lo hubiese imaginado. Sole tiene toda la razón: mi sra., ella y yo fuimos una familia en ese momento espectacular. Impagable.

Ale Dibarrart

13 de junio de 2015

Tuve la experiencia y honor de tener a Sole como mi doula. Y puedo decir que jamás voy a olvidar lo lindo y respetado que fue mi parto y que a pesar de que terminó en cesárea, el trabajo previo y lo acompañada que me sentí hacen que hoy recuerde ese día no como una operación si no que como uno de los momentos más lindos de mi vida. Gracias Sole por tus consejos, tu trabajo y por haber estado para nosotros tres ese día!

Coty Poehler

12 de junio de 2015

Que lindo seguir la vocación y vibrar con lo que haces! Felicitaciones por mil

Carolina cabrera

12 de junio de 2015

Gracias Soledad por el gran aporte que brindas a la comunidad priorizando siempre el parto sin dolor y el apego madre/ hijo. Felicidades!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último