05 de 05 de 2015

Viviendo con endometriosis

portada 1

La endometriosis es una enfermedad ginecológica crónica de origen desconocido que se define como la presencia de endometrio fuera de la cavidad uterina o endometrial.

Esta enfermedad se encuentra presente en cerca de 20 a 30% de las mujeres en edad fértil y entre sus manifestaciones clínicas podemos distinguir dos: el dolor pélvico y la infertilidad.

El dolor puede tener diversas presentaciones, siendo las más frecuentes el dolor durante la menstruación (dismenorrea), el cual típicamente puede ir siendo de mayor intensidad en el transcurso del tiempo. También la mujer puede presentar dolor durante la relación sexual (dispareunia), dolor durante la defecación o al orinar y también en forma frecuente el llamado dolor pélvico crónico, el cual suele alterar mucho la calidad de vida de la mujer, siendo difícil de tratar.

Cuando una de las anteriores presentaciones de dolor está presente se suele comenzar el tratamiento con diversos medicamentos, siendo los más habituales los analgésicos y los anticonceptivos, los cuales buscan disminuir el estímulo hormonal de los ovarios sobre estos focos de tejido ectópico. Cuando el tratamiento médico ha fracasado, se suele evaluar el tratamiento quirúrgico, habitualmente por vía laparoscópica. En general, se ha abusado de esta técnica quirúrgica, por lo cual se aconseja consultar con un ginecólogo especialista en el tema antes de someterse a una cirugía, ya que pueden quedar efectos secundarios permanentes.

interior 1

Una de las condiciones necesarias de esta enfermedad es el presentarse en mujeres jóvenes, ya que necesita del estímulo hormonal de origen ovárico para su desarrollo y persistencia. Paradojalmente, esta es la misma edad en la cual la mujer desea buscar embarazo y la misma endometriosis irá afectando mes tras mes a la reserva ovárica (cantidad de óvulos), dañándola progresivamente hasta que en algún momento los ovarios dejen de trabajar y la endometriosis sin estímulo hormonal, deje de ser clínicamente perceptible. Pero, antes de que ocurra eso, la endometriosis también afectará la fertilidad de la mujer por otras vías, siendo la anatómica y la calidad ovocitaria las principales.

Entonces es de vital importancia que una mujer con sospecha o diagnóstico de endometriosis consulte a un especialista, con el fin de tomar medidas al respecto. Si aún no se quiere embarazar deberá buscar el mejor método para detener el avance de esta enfermedad e idealmente utilizar técnicas para preservar la fertilidad, como la vitrificación de óvulos.

Si desea buscar embarazo ahora, lo ideal es después de un plazo prudente, no esperar más y someterse a un tratamiento de fertilidad, el cual dependerá de cada caso en particular.

Lo importante es que ante la sospecha o certeza de esta enfermedad tomemos medidas para evitar sus secuelas, muchas de las cuales son irreversibles.

Dr. Carlos Troncoso, Clínica IVI

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último